Actualidad

Ciudadanos reprocha a la Junta que oculte deliberadamente los datos reales de demora en el Hospital del Bierzo

by cscastillayleon — 9 febrero 2019 @ 11:17
Comparte

Mitadiel critica que a finales de 2018 había más agendas cerradas que abiertas, según ha informado la propia Consejería de Sanidad

La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León ha reconocido a Ciudadanos el cierre masivo de agendas de pruebas y consultas del Hospital del Bierzo. En una respuesta a una pregunta realizada por el procurador del Grupo Parlamentario Ciudadanos en las Cortes, Manuel Mitadiel, el gobierno de la Comunidad desvela el cierre de numerosas agendas de diversas especialidades, lo que demuestra que, a tenor de estas informaciones, “los datos ofrecidos sobre las demoras son absolutamente falsos”, ha dicho el parlamentario de la formación naranja.

En su respuesta, la Consejería de Sanidad ha reconocido que a 1 de noviembre de 2018, y con toda probabilidad hasta más adelante, según Mitadiel, estaban cerradas las agendas de citas para pruebas correspondientes a 2019 del Servicio de Radiodiagnóstico (tomografías computerizadas, resonancias magnéticas, ecografías y mamografías), Cardiología (ecocardiogramas, ergometrías y holter) y Digestivo (endoscopias). Además, estaban cerradas a esa fecha las agendas de consultas sin fecha asignada para 2019 de Alergología, Cardiología, Dermatología, Endocrinología, Geriatría, Rehabilitación, Urología, Otorrinolaringología, Oftalmología y Traumatología.

“Había más agendas cerradas que abiertas”, ha dicho el parlamentario, que ha añadido que esta práctica permite no incluir en lista de espera a personas a las que se les ha emplazado a pedir cita más adelante, una vez abiertos los dietarios, por lo que no entran dentro de los listados de demora oficiales.

La Consejería de Sanidad también ha reconocido en su respuesta que el centro hospitalario berciano presenta una importante dificultad para cubrir las plantillas, lo que obliga a que la programación de agendas se deba realizar a más corto plazo y que las consultas y pruebas no preferentes estén supeditadas a la apertura de agendas según la disponibilidad de profesionales.

“No es comprensible la relación entre cerrar dietarios y conseguir la máxima actividad posible con que lo justifican, ni siquiera que esta práctica sea la forma idónea de programar la actividad asistencial”, ha explicado Mitadiel. Por ello, ha insistido en que todo parece indicar que el cierre de agendas tiene como única razón fundamental “ocultar la verdadera entidad de la demanda de consultas y pruebas por atender”.

Volver a ACTUALIDAD