Actualidad

Ciudadanos reivindica la labor de la Dirección General de la Cadena Alimentaria tras su primer año de funcionamiento

by cscastillayleon — 12 noviembre 2020 @ 12:38
Comparte

La Directora General, Gema Marcos, (Cs) destaca los avances para la puesta en marcha de las medidas estructurales con las que va a contar la Cadena Alimentaria de Castilla y León

Ciudadanos ha reivindicado la labor de la Dirección General de la Cadena Alimentaria, integrada en la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural a petición de la formación naranja, tras su primer año de funcionamiento.

El portavoz de Cs en las Cortes, David Castaño, ha recordado en una reunión con la Directora General de Cadena Alimentaria, Gema Marcos, que fue su Grupo Parlamentario el que pidió en la IX Legislatura una dirección general dirigida a velar por el funcionamiento de la cadena de valor en su conjunto y que garantizase la protección prioritaria a la parte más débil: los agricultores y ganaderos castellanos y leoneses.

Una labor muy necesaria que se ha visto parcialmente paralizada por la pandemia de la Covid-19 y que acusa una falta de personal y medios en la propia Dirección General.

No obstante, sí han podido avanzar en la difusión de la necesidad de formalización de contratos y en la mejora de la comprensión de las prácticas contractuales y su examen en profundidad, la creación de cláusulas de mediación y arbitraje como métodos alternativos en la resolución de conflictos, la inclusión del ámbito de la cadena alimentaria en la Ley Agraria y la regulación normativa mediante un Decreto de Mercados Agrarios en Origen y Mesas de Precios de Castilla y León, entre otras.

La primera tarea a la que se ha enfrentado este departamento ha sido la de dar a conocer la existencia de la propia Dirección General  y el trabajo que se lleva a cabo desde Cadena Alimentaria, así como todos los instrumentos al alcance de los operadores, instrumentos que son las tan necesarias medidas estructurales imprescindibles para fortalecer la cadena de valor alimentaria en nuestra Comunidad.

Un pilar básico y fundamental de esta Dirección General es la Formación en todos los sentidos, en materia de Cadena Alimentaria. Así se han impulsado cursos de mediación y arbitraje en el ámbito agrario y agroalimentario, la inclusión de esta materia en los módulos de grado medio y superiores de Formación Profesional de las ramas agraria y forestal y en los cursos de incorporación a la empresa agraria. Es fundamental que los futuros profesionales sean conocedores de qué es la cadena alimentaria y de todos los mecanismos en los cuales pueden influir en aras de conseguir la rentabilidad de sus explotaciones. Al mismo tiempo, a través de la Escuela de Administración Pública de la JCYL, se ha incluido cursos de formación para los propios empleados públicos, que serán los que realicen la vigilancia y controles en la cadena en Castilla y León.

Uno de los objetivos prioritarios para esta Dirección es el Observatorio de la Cadena Alimentaria de Castilla y León, un proyecto que necesita nutrirse del conocimiento exhaustivo de la cadena, la experiencia y los resultados de las encuestas de la ‘red de colaboradores’, además de los estudios de costes de los sectores estratégicos de Castilla y León. En definitiva, un instrumento prioritario, novedoso que puede aprovecharse de la tecnología ‘blockchain’ y que mejorará la transparencia de toda la cadena de valor agroalimentaria

La Dirección que lidera Gema Marcos también colabora con el Ministerio de Agricultura en la creación de un Plan Nacional de Controles en la Cadena, que verá la luz previsiblemente antes de final de año y en la Trasposición de la Directiva Europea de prácticas comerciales desleales, con el fin de asegurar el buen funcionamiento de la misma. Una colaboración que se traslada a la Agencia de Información y Control Alimentarios en el seguimiento de inspecciones y controles en la Comunidad.

Otro asunto que preocupa en la Dirección General es la capacidad de adaptación de los productores ante escenarios inesperados – como las restricciones o el cierre del canal HORECA fruto de la pandemia – o ante fluctuaciones del mercado. Disponer de un “Plan B” y tener capacidad de previsión son fundamentales.

En este sentido, la Dirección General de Cadena Alimentaria avanza en la regulación normativa de venta de proximidad y de canales cortos de comercialización.

La Directora General ha trasladado al portavoz de Cs en las Cortes su intención de resolver los problemas que padecen desde hace años los agricultores y ganaderos de Castilla y León, exponiéndole la complejidad que entraña la cadena alimentaria y que por tanto hay que estudiarla de manera exhaustiva y no caer en la “trampa” de los mensajes simples sin rigor ni análisis, que no hacen más que enfrentar a los eslabones; eslabones que han de verse como aliados no como enemigos.

“Hace un año nos parecía necesario y ahora consideramos que es imprescindible. La Cadena Alimentaria es garantía de futuro para nuestro campo. Celebramos el trabajo que desarrolla la Directora General, Gema Marcos, y esperamos que pueda seguir avanzado en su desarrollo”, ha concluido David Castaño.

Volver a ACTUALIDAD